st

viernes, 15 de noviembre de 2013

trenza para el desayuno | bonus track de fin de semana


¿Quién me ha visto y quién me ve? amasando y horneando pan... No lo hacía antes porque como no tenemos freezer, no sabíamos cómo conservarlo. Pero la cantidad que hacemos nos dura cinco días y se mantiene bien y, por supuesto, está a años luz del que solíamos comprar en la panadería. 
Esta trenza me encanta por lo suave y liviana, apenas dulce. Hay trenzados más pomposos, muy lindos todos los que he visto. Por ahora empiezo con éste que es bien simple; más adelante jugaré con otros. La cantidad que les paso es para una trenza; si son tres o más en la familia, les diría que hagan dos porque se va volando.






Para acompañar mucha rica fruta y un té de menta y jengibre
¡Que tengan un buen fin de semana! 

Ingredientes

Harina de trigo 0000 250 g
Sal 1 cucharadita (5 g)
Levadura fresca 10 g
Agua 100 ml
Huevo ½ unidad
Azúcar 25 g
Aceite de girasol 25 ml
Huevo batido para pincelar
Semillas de amapola para decorar

Preparación

1- En un bol grande, colocar la harina y la sal.
2- Por otro lado, disolver la levadura en el agua.
3- En otro recipiente, batir el huevo con el azúcar hasta que la mezcla quede espumosa. A continuación, verter el aceite de a poco, un chorrito fino, mientras se sigue batiendo hasta lograr una emulsión.
4- Integrar esta mezcla con la harina y la levadura disuelta en el agua y seguir mezclando hasta que los ingredientes se hayan integrado.
5- Poner la masa en la mesada y amasar hasta obtener una masa lisa y elástica. Cubrir con film y dejar descansar durante 10 minutos.



6- Pasado este tiempo, dividir el bollo en tres cilindros de 140 g aproximadamente, de unos 30 cm de largo.
7- Hacer la trenza, aplastando las puntas de los extremos para que no se despeguen. Pincelarla con huevo batido y espolvorearla con las semillas de amapola.
8- Pasar la trenza a una placa aceitada y dejar levar durante una o dos horas (dependiendo de la temperatura ambiente) hasta que duplique su volumen. Tiene que estar cubierta con un repasador y al resguardo de las corrientes de aire.
9- Pre-calentar el horno (moderado) 20 minutos antes, dejando la trenza arriba de la hornalla para ayudarla con el levado.
10- Cocinar en horno bajo-moderado durante 25-30 minutos. Vayan controlándola a partir de los 20 minutos, cuando vean que tiene un lindo color dorado, ya está lista.




















domingo, 10 de noviembre de 2013

sabayon

Tres renglones ocupa la receta del sabayon en el libro de Doña Petrona. Y dice así:


«Poner en un tazón seis yemas, media tacita de agua fría, un vaso de vino dulce, 100 g de azúcar molido y una cucharadita de maicena; colocar al baño María y batir hasta que esté espesa.»

jueves, 7 de noviembre de 2013

tapenade

El tapenade (como el labneh) pertenece a la categoría no-receta. Así es como suelo catalogar las recetas fáciles, rápidas, simples, con poquísimo tiempo de preparación y esfuerzo.
Para los que aún no lo conocen, les cuento que es una pastita riquísima a base de aceitunas negras, alcaparras, anchoas y aceite de oliva. Muchas veces se modifican un poco los ingredientes para adaptarlo al gusto de quienes lo consumen. Como todo, como siempre; como hacemos con el mate: con cascarita de limón, menta, jengibre, manzanilla, etc.
Es muy popular en la Provenza, imagínense que con todos esos olivares algo bueno tenía que salir. Bueno, no sé, yo soy muy fan de las aceitunas así que para mí esta receta es perfecta. Normalmente, se sirve sobre una tostada de baguette pero, por supuesto, pueden prepararlo para servir junto a otros dips y que cada uno lo acompañe con lo que quiera. De a cucharadas, también ¿por qué no?
Esta vez se me antojaron las tablitas crocantes de Claudio Olijavetzky; les dejo la receta también. Si no son amantes de las aceitunas, pueden usar estas tablitas para acompañar cualquier otro dip o comerlas solas. 










Tapenade

Ingredientes

Aceitunas negras descarozadas y picadas 115 g  (si son buena calidad, tanto mejor)
Anchoa 1 unidad
Ralladura y jugo de ¼ de limón
Romero fresco o seco1 pizca
Tomillo fresco o seco 1 pizca
Pimienta de cayena o negra 1 pizca
Aceite de oliva extra virgen 1 cucharada sopera aproximadamente

Preparación

Colocar todos los ingredientes en una procesadora o licuadora y procesar. Si es necesario, remover los pedacitos de aceitunas de las paredes del vaso para que se procesen bien los ingredientes y se forme una linda pasta/puré. Ustedes eligen si quieren una pasta más homogénea o menos desmenuzada.
Chequeen la consistencia y, si la prefieren menos espesa, van agregando aceite de a gotitas hasta llegar al punto deseado.
Prueben el sabor y, si hace falta, rectifiquen condimentos (hierbas, limón, pimienta)

Otras versiones

Pueden reemplazarse las aceitunas negras por verdes.

Puede reemplazarse la mitad de las aceitunas por tomates secos.

Para hacerla más un poquito más salada (aunque naturalmente lo es), agregar algunas alcaparras escurridas.

***

Tablitas crocantes

Ingredientes

Harina 0000 250 g
Cucharadita de sal 1 (5 g)
Extracto de malta* ½ cucharadita
Levadura fresca 8 g (o levadura seca 3 g)
Agua 125 ml
Aceite de oliva 25 ml

Rinde aproximadamente 36 unidades (20 cm de largo).
Pueden conservarse entre 2 y 3 días en u recipiente hermético.

*Puede reemplazarse por miel.

Procedimiento

1- En un bol grande, mezclar la harina, la sal y el extracto de malta. Incorporar la levadura disuelta en el agua y, por último, el aceite de oliva.
2- Colocar sobre la mesa y amasar hasta obtener una masa lisa. Dejar descansar durante 20 minutos, cubierta con film.
3- Pasado este tiempo, dividir la masa en dos partes. Estirarlas (dejar cubierta la pieza restante mientras trabajan con la primera) hasta que alcancen el tamaño de las bandejas para horno que usarán y un grosor inferior a los 3 mm.
Pincelar la superficie con aceite de oliva; dar vuelta la masa y pintar también la base. Pinchar con tenedor.
4- Decorar con lo que les guste; puede ser queso rallado, semillas de sésamo, orégano, pimentón, etc.
5- Cortar tiras de 3 cm de ancho, en forma transversal, para que cada tablita tenga un poco de cada sabor (queso, pimentón, orégano).
6- Colocar las piezas en bandejas aceitadas, una al lado de la otra. Dejar reposar durante 10 minutos y llevar a horno precalentado a 160ºC, hasta que las tablitas estén secas y empiecen a dorarse, alrededor de 15-20 minutos, dependiendo de la potencia de su horno.
Blogging tips