st

viernes, 31 de octubre de 2014

oishikatta desu



Kioto al mediodía. 

Hicimos unos pocos pasos a la salida del templo Eikan-dō, buscando algún lugar donde almorzar. Habíamos estado caminando toda la mañana desde temprano y ya estábamos un poco cansados, con un poco de calor y otro poco de hambre. No se veían muchos negocios por ahí; apenas esas máquinas expendedoras de bebidas que se encuentran en casi todos lados, pero, claro, nosotros no íbamos a empezar la dieta líquida justo ese día; queríamos sentarnos tranquilos un rato a comer y a descansar.

jueves, 23 de octubre de 2014

palito, bombón ¡semifreddooooo!

Llegó el calor y con él nuestra primera heladera con freezer (ahora cruzo los dedos para que no empiecen los cortes de luz, como todos los años; cada año, renace la esperanza ¬_¬ )
La lista con los ingredientes de este semifreddo ya estaba expectante debajo del imán de la vieja heladera; cuando llegó la nueva, dejamos pasar un día y cuando ya pudimos enchufarla, me puse a preparar el postre. Como era de esperar, su cremosidad combinada con los otros ingredientes estrella no me defraudaron: almendras, amaretti y el licor de almendras Amaretto. Redundante, delicioso, sí. 






 Es facilísimo, solo requiere un poco de tiempo, nada más... y nada menos :). 

amaretti

La verdad es que no tenía pensado hacer los amaretti aunque me encanten pero fui a comprarlos al supermercado porque los necesitaba para la receta del semifreddo, y no había. Un poco a desgano, me fui a la dietética a procurarme las almendras.
La clave para hacer más rápido y no pasar demasiado calor es disponerlos en una fuente bien grande, y si el horno tiene dos grillas regulables para hornear de a dos tandas, mejor aún. Bueno, esto no es ninguna novedad pero, a veces, ¿no les pasa que cuando están cansados no se dan cuenta de lo obvio?

Blogging tips