st

jueves, 13 de abril de 2017

linzer torte

No sé bien si fue el fresco otoñal o la sobredosis de Ophüls y Lang —tal vez fueron las dos cosas—, lo que me dio unas ganas terribles de comer Linzer Torte. Así que aquí estamos...
La mía es una Linzer Torte gatuna o Linzer Torte del gato (o Linzer Torte Confite), vaya uno a saber cómo se dice esto en alemán, quizás Silvetti sabe. 

sábado, 8 de agosto de 2015

praliné






































Abrir la caja de bombones, tomar uno al azar —o, al contrario, elegirlo escrupulosamente— y descubrir a mitad de mordisco que es de … praliné. Qué decepción.
Y mientras los restos mordisqueados boyan por ahí, listos para que algún adulto los rescate, ir a buscar rápido otro que diluya el gusto feo y que devuelva el momento de placer arrebatado así, sin más.
Blogging tips