st

jueves, 19 de junio de 2014

kasutera


Es liviano, muy rico, no lleva manteca y es la ridiculez de esponjoso. Además es económico, fácil y rápido de hacer.

En Japón lo vimos en varias pastelerías pero no lo probé porque siempre había otra cosa que me daba más curiosidad y quedaba siempre rezagado.
Blogging tips