st

martes, 11 de abril de 2017

un día, un gato (II)



Estaban sirviendo el té en el jardín

lunes, 27 de abril de 2015

torta de pera y cardamomo


Con un té o como simple postre de otoño es irresistible: la textura es delicada y el sabor es suave; el centro, apenas cremoso.
Pueden prepararla sin cardamomo, usar mitad de azúcar blanco y mitad de azúcar rubio; acompañarla con helado, crema, salsa de caramelo, salsa inglesa o lo que les parezca (bueno, no... mayonesa, no, por favor).
Solo se necesita batir unos pocos minutos y pelar y cortar las peras. Nada más, así de simple.  


Ingredientes

Manteca a temperatura ambiente 100 g
Azúcar 100 g
Cardamomo molido 1 cuchara de café/0.7 g (si lo muelen ustedes, mucho mejor) (opcional)
Huevos 2
Harina 0000 100 g
Peras Williams maduras 4
Un puñado de almendras fileteadas para decorar (opcional)

Preparación

1- Precalientan el horno a 180º.
Enmantecan y enharinan un molde redondo de 22 cm (puede ser un poco más chico también; en este caso, usen 3 peras; el centro va a quedar más cremoso).
Pelan las peras y las cortan en gajos finos; los rocían con unas gotas de jugo de limón. Reservan.
2- Baten a blanco la manteca con el azúcar.
Mientras están batiendo, añaden un huevo, y luego, sin dejar de batir, el segundo.
3- Añaden la harina tamizada y las semillas de cardamomo molidas (si van a usar) y baten unos minutos más para terminar de homogeneizar.
4- Vierten la mezcla en el molde y acomodan los gajos uno por uno, hundiéndolos muy bien en la preparación para que se integren perfectamente a la masa y, una vez cocida, quede bien húmeda. Esta vez, puse algunas almendras fileteadas por encima; queda muy bien el contraste crocante/cremoso.
5- Llevan a un horno a 170º durante 35-40 minutos aproximadamente.
Cuando está lista, la dejan enfriar unos minutos en el molde y, luego, la pasan a una rejilla.
Tibia es aun más rica.

Rinde 6 porciones  

martes, 8 de abril de 2014

lunes, 7 de abril de 2014

nudos de canela



Canela en el capuchino, canela en la torta de manzana, té con canela. En las horneadas de fin de semana, en el desayuno y la merienda.
En casa siempre hay canela en rama y en el otoño es protagonista absoluta; molemos y guardamos la cantidad que vamos a usar durante la semana.
Blogging tips