st

domingo, 11 de octubre de 2015

postre de peras, crema de mascarpone y speculoos

Éste es nuestro postre de fin de semana largo y lluvioso: en un vasito, una base de speculoos, peras pochadas en almíbar de vainilla, y una crema suave y aireada de mascarpone para rematar.
¡Larga vida a las peras!

jueves, 1 de octubre de 2015

tarta bourdaloue

¿No es sexy la Bourdaloue?
A mí me parece que hasta tiene el poder de conquistar a los que no les gustan las tartas frutales.
Y si bien es una simple tarta de peras o damascos, la fruta se siente tierna y perfumada, gracias al almíbar especiado (¿vieron cuando no se puede dejar de sentir un aroma, un perfume que a uno le encanta y uno se acerca todo el tiempo para seguir sintiéndolo?, bueno, con este almíbar pasa lo mismo); la frangipane es golosa a más no poder, y la masa sablée (en este caso) potencia al infinito, con su textura, el relleno que es, al mismo tiempo, untuoso y fresco

La historia cuenta que la tarta lleva el nombre de la calle donde estaba la pastelería que la vio nacer. Pero yo no me la creo. Estoy casi segura de que algún cliente obsesionado con alguna mujer («la Bourdaloue») se la encargó al pastelero quien encantado con el desafío imaginó un postre de formas generosas. Esta es mi versión.
Sea como sea, esta tarta es una maravilla de la que no tiene ningún sentido privarse: peras y damascos, ¡prepárense!

sábado, 5 de septiembre de 2015

vanillekipferln


Estas medialunitas de vainilla son endemoniadamente friables y aromáticas: comer una o dos y detenerse ahí es sólo para gente muy sobria y moderada. Algún día lo lograré (o no).
La gran idea de C. Felder de usar la chaucha de vainilla entera, en lugar de conformarse sólo con los granos, se agradece y se aprecia hasta la última partícula de esta masa ultra friable.
Se prepara en quince minutos, se hornea en otros quince. Me parece que lo más largo es pesar los ingredientes.
Preparen un cafecito o un té y como quien no quiere la cosa, hacen aparecer de la nada la lata con Vanillekipferln. Amor eterno, bueh... al menos por las medialunitas.

sábado, 8 de agosto de 2015

praliné






































Abrir la caja de bombones, tomar uno al azar —o, al contrario, elegirlo escrupulosamente— y descubrir a mitad de mordisco que es de … praliné. Qué decepción.
Y mientras los restos mordisqueados boyan por ahí, listos para que algún adulto los rescate, ir a buscar rápido otro que diluya el gusto feo y que devuelva el momento de placer arrebatado así, sin más.

lunes, 27 de abril de 2015

torta de pera y cardamomo


Con un té o como simple postre de otoño es irresistible: la textura es delicada y el sabor es suave; el centro, apenas cremoso.
Pueden prepararla sin cardamomo, usar mitad de azúcar blanco y mitad de azúcar rubio; acompañarla con helado, crema, salsa de caramelo, salsa inglesa o lo que les parezca (bueno, no... mayonesa, no, por favor).
Solo se necesita batir unos pocos minutos y pelar y cortar las peras. Nada más, así de simple.  


Ingredientes

Manteca a temperatura ambiente 100 g
Azúcar 100 g
Cardamomo molido 1 cuchara de café/0.7 g (si lo muelen ustedes, mucho mejor) (opcional)
Huevos 2
Harina 0000 100 g
Peras Williams maduras 4
Un puñado de almendras fileteadas para decorar (opcional)

Preparación

1- Precalientan el horno a 180º.
Enmantecan y enharinan un molde redondo de 22 cm (puede ser un poco más chico también; en este caso, usen 3 peras; el centro va a quedar más cremoso).
Pelan las peras y las cortan en gajos finos; los rocían con unas gotas de jugo de limón. Reservan.
2- Baten a blanco la manteca con el azúcar.
Mientras están batiendo, añaden un huevo, y luego, sin dejar de batir, el segundo.
3- Añaden la harina tamizada y las semillas de cardamomo molidas (si van a usar) y baten unos minutos más para terminar de homogeneizar.
4- Vierten la mezcla en el molde y acomodan los gajos uno por uno, hundiéndolos muy bien en la preparación para que se integren perfectamente a la masa y, una vez cocida, quede bien húmeda. Esta vez, puse algunas almendras fileteadas por encima; queda muy bien el contraste crocante/cremoso.
5- Llevan a un horno a 170º durante 35-40 minutos aproximadamente.
Cuando está lista, la dejan enfriar unos minutos en el molde y, luego, la pasan a una rejilla.
Tibia es aun más rica.

Rinde 6 porciones  

jueves, 12 de febrero de 2015

compota de frutos rojos con mascarpone


Fresquísima y con un sabor y un color intenso, sola o acompañada con mascarpone, esta compota de frutos rojos es un perfecto postre veraniego que se prepara en un rato, usando solo una cacerola, un bol y un colador.


martes, 3 de febrero de 2015

semifreddo de chocolate y crema de avellanas






Retomando el blog de la manera más golosa posible.

Es la segunda vez que preparo este semifreddo en un mes; es tan rico y tiene una textura tan sedosa que está para pasarle la lengua al plato. 
Yo le agregué avellanas tostadas y picadas para hacerlo aún más gordo y porque me gusta encontrar algo crocante pero la receta original no lleva; con o sin ellas es un postre absolutamente recomendable.

Receta de finecooking

Ingredientes

Crema batida 1 taza / 200 cc 
Yemas de huevo a temperatura ambiente 4
Azúcar 1/4 taza + 1/4 taza / 65 g + 65 g
Leche entera 3 cucharas soperas
Chocolate amargo (70% a 85%), picado muy chiquito 1 taza y 1/4  / 114 g
Nutella ½ taza / 1  pote chico de 140 g
Claras de huevo a temperatura ambiente 2
Cremor tártaro ½ cuchara de té
Sal ¼ cuchara de té
Avellanas tostadas y picadas 50 g (opcional)

Preparación

Es conveniente usar chocolate amargo para contrarrestar el dulzor del nutella; si no, puede que resulte un poco empalagoso.
Si lo preparan en molde, usen uno de budín de 22 x 12 cm; lo forran previamente con film, dejando que sobresalga a los lados largos para que la mezcla quede cubierta antes de llevarla al freezer y sea más fácil desmoldarlo una vez listo.

1- Crema
Baten la crema a ¾ punto. Reservan en la heladera.

2- Sabayon
Preparan un Baño María.
Es importante respetar estas consignas
-el agua al momento de empezar a cocinar el sabayon tiene que estar caliente pero no hirviendo a todo vapor.
-el agua debe mantenerse a una temperatura estable, más baja que la del hervor.
-el agua no debe entrar en contacto con el bol donde se cocinarán las yemas.
De lo contrario, las yemas pueden cocinarse como si se preparase un omelette.
Lo mismo aplica al merengue.

Colocan en el bol (que apoyan sobre la cacerola con agua caliente) las yemas y el 1/4 de taza de azúcar junto con la leche; baten a velocidad media, limpiando, cada tanto, los bordes con una espátula de silicona, hasta que el sabayon esté espeso, claro y haya aumentado su volumen casi al doble; son 5 minutos aproximadamente.
Retiran la cacerola del fuego pero dejan el bol sobre la cacerola.
Añaden primero el chocolate picado y mezclan. Luego, el nutella y terminan de mezclan bien hasta homogeneizar por completo. La mezcla resultará una crema bastante espesa.
Retiran el bol de la cacerola y reservan.

3- Merengue
Vuelven al Baño María.
Colocan en el bol (si usan el mismo del sabayon, esperen a que se enfríe después de lavarlo) las 2 claras con el 1/4 de azúcar restante, el cremor tártaro y la sal. Baten a velocidad media, limpiando, cada tanto, los bordes con una espátula de silicona, hasta que las claras se vean espumosas y un poco brillantes; son 3 minutos aproximadamente.
Retiran el bol de la cacerola y siguen batiendo hasta que el merengue esté bien espeso, brillante y se haya enfriado; son 2 minutos más fuera del calor.

4-Armado y freezado
Mezclan las tres preparaciones: crema batida, sabayon y merengue.
Primero, añaden el sabayon al merengue, con movimientos suaves y envolventes, usando una espátula de silicona. Luego, añaden esta mezcla a la crema batida. Finalmente, las avellanas picadas, si van a usar.
Vierten sobre el molde y cubren con el film. Llevan al freezer y lo dejan como mínimo 6 horas y como máximo 3 días.

Cuando terminan de desmoldarlo, pueden pasarle un cuchillo mojado en agua caliente para borrar las arrugas que le deja el film en la superficie, si les molesta.
Unos minutos antes de servir, pásenlo del freezer a la heladera para que esté más cremoso.

Yo puse la preparación directamente en el bol donde cociné todo, sin film porque lo serví en bochitas.




Rinde aproximadamente 8 porciones



lunes, 24 de noviembre de 2014

zuccotto

Hace poco A. me regaló un libro de recetas con chocolate... esto me recuerda mucho al capítulo en que Homero le regala a Marge una bola para jugar al bowling :D. Yo no como mucho chocolate, a él sí le gusta bastante.
Pero no me enojé como la señora Simpson porque el libro está muy bueno y hay varias recetas de postres italianos, entre ellos este zuccotto. Lo gracioso es que el libro es alemán, con lo cual, además de seguir incursionando en cuanto postre/dulce italiano exista, voy a terminar aprendiendo la lengua de Goethe. [Hace poco intentando leer un blog en húngaro, me reí descubriendo que liszt significa harina.

lunes, 10 de noviembre de 2014

panna cotta de café

Cremosa, con un pronunciado sabor a café y constelación de vainilla; los que amamos esta bebida encontramos en esta receta otra forma de seguir consumiéndola en dosis razonables, cuando empieza a hacer calor. Y les diría que, incluso, a los que les resulta indiferente pueden encontrarle una vuelta de tuerca a su sabor en este simple postrecito. 
Yo prefiero hacerla en moldes chicos porque —aunque no parezca es contundente pero todo depende de la gula de cada uno y de cómo se sirva: como postre o simple bocado dulce cuando el azúcar nos reclama.

Se prepara en 15 minutos y en unas pocas horas está lista.



Ingredientes

Aceite para los moldes
Crema 400 ml
Chaucha de vainilla 1
Azúcar negro 55 g
Café instantáneo 4 g*
Gelatina sin sabor en polvo 4 g*

Preparación

1- Aceitan ligeramente 6 moldes chicos. Es preferible usar moldes de acero inoxidable o metálicos para que sea más fácil desmoldarlas.
2- En una cacerola ponen la crema con la chaucha de vainilla, a fuego moderado durante 5 minutos. Añaden el azúcar, suben un poco el fuego y la dejan hasta que esté humeante, pero cuidando que no hierva. Cuando empieza a hervir, la retiran del fuego. Esperan un minuto y, luego, retiran la chaucha de vainilla.
3- En otro recipiente chico de vidrio, disuelven el café y la gelatina con 3 cucharadas soperas de agua tibia; tiene que quedar todo muy bien disuelto.
4- Cuando la crema ya está tibia, añaden unas cucharadas a la gelatina previamente disuelta con el café y revuelven bien para que todo bien incorporado. Luego, la añaden a la crema y revuelven nuevamente.
5- Dejan entibiar 5 minutos, mezclando un poco para que no se forme una piel.
6- Vierten la crema en los moldes mezclando cada vez para repartir bien las semillas de la vainilla y la dejan en la heladera, por los menos 3 horas, cubierta con film (el film no tiene que estar en contacto con la crema). 


viernes, 31 de octubre de 2014

oishikatta desu



Kioto al mediodía. 

Hicimos unos pocos pasos a la salida del templo Eikan-dō, buscando algún lugar donde almorzar. Habíamos estado caminando toda la mañana desde temprano y ya estábamos un poco cansados, con un poco de calor y otro poco de hambre. No se veían muchos negocios por ahí; apenas esas máquinas expendedoras de bebidas que se encuentran en casi todos lados, pero, claro, nosotros no íbamos a empezar la dieta líquida justo ese día; queríamos sentarnos tranquilos un rato a comer y a descansar.

jueves, 23 de octubre de 2014

palito, bombón ¡semifreddooooo!

Llegó el calor y con él nuestra primera heladera con freezer (ahora cruzo los dedos para que no empiecen los cortes de luz, como todos los años; cada año, renace la esperanza ¬_¬ )
La lista con los ingredientes de este semifreddo ya estaba expectante debajo del imán de la vieja heladera; cuando llegó la nueva, dejamos pasar un día y cuando ya pudimos enchufarla, me puse a preparar el postre. Como era de esperar, su cremosidad combinada con los otros ingredientes estrella no me defraudaron: almendras, amaretti y el licor de almendras Amaretto. Redundante, delicioso, sí. 






 Es facilísimo, solo requiere un poco de tiempo, nada más... y nada menos :). 

amaretti

La verdad es que no tenía pensado hacer los amaretti aunque me encanten pero fui a comprarlos al supermercado porque los necesitaba para la receta del semifreddo, y no había. Un poco a desgano, me fui a la dietética a procurarme las almendras.
La clave para hacer más rápido y no pasar demasiado calor es disponerlos en una fuente bien grande, y si el horno tiene dos grillas regulables para hornear de a dos tandas, mejor aún. Bueno, esto no es ninguna novedad pero, a veces, ¿no les pasa que cuando están cansados no se dan cuenta de lo obvio?

lunes, 29 de septiembre de 2014

kioto

Con la primavera ya instalada en Buenos Aires, me dieron muchas ganas de volver a ver las fotos del viaje a Japón, sobre todo las de Kioto, porque en casi todas la veredas, los frentes de las casas estaban repletos de macetas con plantas y flores de todos los colores y tamaños.


Pero lo que nunca me hubiese imaginado es ver a tantas chicas y chicos paseando y sacándose fotos, vestidos con kimono.

martes, 23 de septiembre de 2014

pfeffernüsse

Cuenta Wikipedia que estas masitas de origen holandés se preparan para la fiesta de San Nicolás en los Países Bajos y en Bélgica, mientras que en Alemania las hornean para Navidad.A mí me parecieron perfectas para este comienzo de primavera/otoño: no hace ni frío ni calor y encender el horno no es un problema. Solas o acompañadas con una taza de té o un vaso de leche bien fría, estas masitas súper especiadas son un vicio. Son húmedas en su interior y, por fuera, tienen un color dorado y una grietas chiquitas que las hacen muy seductoras.

viernes, 19 de septiembre de 2014

sigo cocinando

Tengo algunas entradas pendientes que quiero publicar y no puedo porque, por alguna razón que desconozco, cuando subo las fotos a Blogger el color cambia por completo y se ven horribles.
No me pasa cuando publico en Tumblr o en Flickr, incluso en el álbum de fotos Picasa se ven bien.

Misterio. Noche cerrada. No sé. No tengo idea de cómo solucionarlo y quizás sea una pavada.

En cuanto lo resuelva, las entradas empezarán a salir a borbotones :D.

Espero que estén bien y que el cambio de estación les traiga cosas buenas (a mí, por el momento, me está haciendo pito catalán, jajajaja)

viernes, 8 de agosto de 2014

cosas ricas de las sierras























A mi adorada C. le gustaba decir: "un abrazo sin un beso es como un tallarín sin queso". Y yo agrego que un queso sin un vino se queda a mitad de camino. Haciéndonos eco de nuestros propios refranes, fuimos a comprar unas hormas y, ya que la bodega de Saldungaray nos quedaba de paso, también compramos un par de botellas de vino.

sábado, 2 de agosto de 2014

té para dos






















Unas horas en Villa Ventana.
Con ganas de sentarse a esta mesa a tomar té pero hace frío y está algo nublado. Mejor, entramos.

sábado, 19 de julio de 2014

sablés bretons

Algo rico para el té, el café o algún licorcito. Que quede rico solo o untado con algún dulce, nutella, dulce de leche, curd de limón, etc. Que vaya con frío o con calor y que pueda transformarse en postre rápidamente. Que lleve pocos ingredientes y poco tiempo de preparación.
La respuesta tiene nombre y apellido: sablés bretons.
Blogging tips